Buscar

Nuestros corazones

Dejamos nuestros corazones solos en la oscuridad,

tratando de que aprendieran a brillar juntos,

pero solo los perdimos.


Dejamos nuestros corazones solos en la oscuridad,

tratando que perdieran el miedo

mientras se acompañaban,

pero solo hicimos que se alejaran.


Dejamos nuestros corazones juntos en silencio,

queríamos que se expresaran,

pero terminaron odiando el silencio del otro

porque nunca confesaron el amor que había dentro de ellos.


Dejamos nuestros corazones juntos en silencio,

tratando de que escucharan como latían el uno por el otro,

pero estaban demasiado ocupados tratando de calmar los latidos

que no les importó el corazón que tenían al lado.


Les dimos espacio a nuestros corazones

para que confesaran que querían estar del otro lado,

pero se quedaron fijos en un punto

y ese fue el punto definitivo, el punto final.

Les dimos tiempo a nuestros corazones

para que expresaran el infinito que sentían,

pero creo que llegamos muy tarde

o tan solo desperdiciamos de nuestro el tiempo

al ser dos cobardes.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa

Pertenezco a las lágrimas no derramadas, todo este llanto es un canto que retumba en un cántaro, esta melodía está llena de lamentos y este suspirar suena como un revólver, pero a quien apunta, no lle