top of page
Buscar

Nunca existí

Jamás conocí tu mirada,

mis ojos nunca pudieron ver nada.


Jamás habitaste en mí,

yo nunca existí.


Jamás te quise,

mi corazón jamás latió,

yo nunca existí.


Jamás me compartiste de ti,

ni siquiera fuiste un fantasma en mi vida,

solo un golpe del viento

que agitó mi respiración,

fuiste un suspiro

y ahora me asfixio.


Jamás te busqué,

jamás te encontré

y jamás te perdí.


Jamás me hiciste sonreír,

¿cómo pude ser feliz?

Jamás estuviste,

yo nunca existí.


Jamás creí en ti,

jamás arreglé mis alas

para volar contigo un rato más

en el infinito cielo,

jamás nos desplumamos.

Jamás fuiste una musa,

jamás hubo un poema,

mis palabras nunca fueron escritas

ni pronunciadas hacia lo que tú eras.


Jamás fuiste caos,

jamás fuiste calma,

jamás fuiste nada.

Jamás te escuché,

jamás me hablé de ti.


Jamás conocí tu nombre,

jamás te llame,

jamás te amé.


Jamás te eché de menos,

ni siquiera te recordé.


Jamás tu oleaje estuvo en mi océano,

jamás hubo un sentimiento en mí por ti,

jamás, jamás, ahora es real, ¿verdad?

Jamás te conocí,

yo nunca existí.

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comments


bottom of page