top of page
Buscar

Vieja amiga

Nuestra relación se había tornado oscura

y tú no merecías lo peor de mí.


Nuestro cielo estaba cayendo,

para agarrar las pedazos y protegernos

tuve que soltar tu mano.

Hubo una emergencia en nuestro vuelo,

se me desgarraron mis alas

y antes de salvarte,

tenía que salvarme,

en nuestro desplome solo vi lo gris,

te perdí ahí.

Cruzamos juntas el laberinto de Las Quintas,

aunque nos perdimos,

encontramos la salida,

tomamos como diversión cada tropiezo,

los muros nunca fueron lo suficientemente grandes,

siempre notamos que había vida entre nosotras y sin nosotras.

Nuestra relación se había tornado oscura,

nos separamos para brillar aparte,

pero descubrí que aún había una chispa tuya en mí.


Te llevó un tornado

y cada vez que pensaba en ti,

yo suspiraba.

Nuestra relación estuvo en el ojo del huracán,

luego nuestras miradas se llenaron de lágrimas.

Era necesario tomar distancia

para volver a querer acercarnos.

Era necesario tomar espacio

para saber lo que habíamos abarcado.

Volver a ti fue descubrir

que guardaste bien esa parte de mí,

aquello que me hacer ser contigo.

La vida es efímera, amiga,

pero las huellas que dejaste en mí serán eternas,

no importa como trate de ocultarlas,

nadie podrá borrarlas.

Verte brillar es lo mejor que puedes hacer por mí,

sigue moviéndote aunque de mí te alejes.

Tomaré esta oportunidad

y cuidaré de nuestra amistad,

vieja amiga, me haces sentir bien,

incluso mejor de lo que fui.


Hemos regresado a la costa,

caminemos por la arena,

aunque nada será más profundo que el mar,

pero gracias por permitirme volver a ti.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Comments


bottom of page