top of page
Buscar

Oasis

Estoy sentada en mi tumba

viendo la vida pasar,

aquí todo se quedará

hasta toda la eternidad.


He decorado mi cementerio

con espejos,

¿de qué otra forma crees

que son mis fantasmales?


El calor de mi corazón

solo es otro tipo de desierto,

supiste encontrar mi Oasis

y perderte fue llover,

supongo que estuvo bien.


Ahora solo puedo brindar

por la copa del árbol,

alzo la vista obteniendo todas las respuestas

y caen las hojas para abrigarme,

vuelvo a ser una interrogante,

pero si pregunto, me vuelvo arrogante,

así que no soy ningún signo

y he perdido todos los signos vitales,

supongo que al final si soy un signo, una cruz.

En el canto de la vida

no hay una segunda voz,

al menos nuestro silencio es unísono,

¡vaya sintonía!


Quemamos todos los puentes

sin creer que nos íbamos a ahogar,

mis lamentos han muerto

y todavía no reencarna la alegría,

búscame en la otra vida,

otro día con más calma,

mi alma estará mejorada

y a ti será entregada.


Créditos de la ilustración a: Maéna Paillet (@__maena_)

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page