top of page
Buscar

Pájaro azul

Mi tórax se ha convertido en tu jaula,

soy yo quien no te deja escapar,

pájaro azul,

vuelas entre el aire de mis pobres pulmones

creyendo que es el cielo.


Mis costillas se han convertido en eslabones

atrapando balas perdidas,

tus alas tratan de darle suavidad a todo

sin percatarte que puedes salir lastimado.


Pájaro azul, dices que tu nido

parece una tumba

y creo que tienes razón,

¿qué es lo quieres?

cederé.

¿Qué hay del otro lado

de este fuego cruzado?

este incendio está sediento,

no traigas agua para acá.


Pájaro azul,

entre tanta cuerda que le quieres dar a mi corazón

ten cuidado de no usarla como soga ante tu suicidio,

prometo darte vida,

aguarda en mí.

Vuelas de aquí a allá,

ya conoces todos mis sitios,

pero aún no me conoces realmente,

¿estás seguro que entre lo que puedes saber,

no quieres descubrir una salida?

Me quedo hablando contigo

y a veces confundo a mis latidos

con tu revoloteo,

¿de qué va mi sentir

que temo compartir?

En las noches cantas,

todo menos canciones de cuna,

tus sueños no me dejan dormir,

tal vez es culpa de mi remordimiento por no darte ese vivir.


He querido mantener este pájaro azul en mí

sin darme cuenta que me convertí en su espantapájaros.

 

Finalmente después de un tiempo, creo que dos años de querer y no decidirme, he comprado un libro de Charles Bukowski y aunque no conecté con él como creí o quería, su poema El Pájaro Azul se convirtió en mi favorito, de él, por supuesto, no tengo nada más que ofrecer que no sean letras, así que le escribí esta poesía en honor a lo leído y sentido.


“tengo un pájaro azul en el corazón que quiere salir
pero soy muy duro con él,
le digo:
no te muevas, ¿quieres
fastidiarme?
¿quieres joderlo
todo?
Charles Bukowski


Créditos de la ilustración a: Aykut Aydoğdu (@aykutmaykut)

Comments


bottom of page