top of page
Buscar

Poesía eterna

Siempre que escribo una poesía siento que será la última,

así que dejo mi honestidad ahí

por si no vuelvo a saber de mí.

Siempre que escribo una poesía siento que será la última,

así que hablo y hablo

para que aun en mi silencio se conserven mis palabras.


Siempre que escribo una poesía siento que será la última,

así que dejo una parte de mí que sé que no volverá,

pero espero no necesitarla.


Siempre que escribo una poesía siento que será la última,

dejo a un lado las palabras que en la próxima podría expresar

y me concentro en la tinta que tienen mis manos mientras remarco mi historia.


Siempre que escribo una poesía siento que será la última,

dejo que todas mis palabras caigan en una hoja

por si no me puedo levantar, estar acompañada.


Guardo a mis amantes en poemas

como si fueran flores marchitas entre libros,

alguno de ellos con los pétalos han dañado las páginas

y todos han sido una decoración para mi corazón.

Nunca me he aprendido ninguna de mis letras,

pero no quiero olvidar la historia que hay detrás de ellas.


Nunca me he aprendido ninguna de mis poesías,

pero han sido ellas las que me han enseñado sobre la vida.


Poesía eterna,

la oscuridad de la tinta

me tiene brillando con las estrellas.

No sé cual será mi última poesía,

es por eso que estoy intentando ser mas sincera,

porque quiero haberlo dicho todo

y sé que algún día me sentiré una nada por no poderme expresar,

así que escribo sobre el pasado, presente y futuro

para que quede algo después de nada y después de todo.


Algún día escribiré mi última poesía,

aunque espero que sea en un día lejano,

estoy tratando de ser cercana en ella

y ser real y honesta por si un día no vuelvo a ser.

Empecé a escribir poesía

antes de que las poesías y canciones de amor tuvieran sentido.


Empecé a escribir poesía

a través de cartas rotas

y palabras al vacío.


Empecé a escribir poesía

y por primera vez me atreví poner mi corazón en algo

y encontré el ritmo de mis latidos.


Las hojas fueron el vendaje

y lo negro de la tinta le ganó a lo rojo.


Recuerdo que cuando leí la poesía de mi mamá

yo dije que jamás escribiría poesía,

8 años después me tienes aquí

y solo contando los últimos 5 años y ésta poesía

tengo un total de 1941 poesías (publicadas)

y siempre he sentido que aquello que escribo será lo último que diré.


Siempre que escribo una poesía siento que será la última,

porque no me quiero quedar con nada,

solo aquí quiero entregarlo todo de mí,

porque solo aquí me permito ser.

Y no importa cual sea mi última poesía,

siempre será eterna.

 

Ok, tenía tiempo queriendo expresarme sobre algo, pero ninguna poesía escrita me lo permitía, y siento que ésta me permite hacerlo, y creanme, esto será más largo que la poesía:

Siento que mayo ha sido un buen mes porque he escrito 20 poesías, o tal vez solo fueron mis 21 años y mis ganas de ser, casi todos los días he escrito y eso siempre me ha hecho feliz, a pesar que no todas mis letras son alegres, pero en cada una me he permitido ser, igual últimamente he abierto un poco mas mis sentimientos y les he dicho a mis amistades que los quiero, y si no lo he hecho contigo, pues: te quiero.

Realmente no me sé ninguna de mis poesías, pero el leerlas siempre me transporta al momento, o en varios casos, han sido tantas que me es difícil, pero siempre sé lo que significa cada letra, y para mí eso es suficiente. En parte me sé mis poesías, pero no es como si las tuviera memorizadas, al leer ciertos títulos tengo la idea de lo que hay en ellas, a excepción de los sin títulos, pero esa es otra historia.

Siempre he querido imprimir mis poemarios para abrazarlos, porque toda la poesía me ha servido para apoyarme. aun cuando dejo caer las piezas y letras, siempre encuentran un lugar en las hojas.

Recuerdo que hace años sentía que si no escribía mi día era un desperdicio, incluso actualmente cuando pasan varios días, incluso una o más semanas sin escribir siento que jamás volveré a escribir, debo aclarar que jamás me he esforzado en escribir ninguna poesía, todas han salido tan naturalmente y en todas he fluido, pero aun así me desespero al pensar que nunca volveré a hacerlo, porque sé que dejaría de ser, no es que mi existencia esté ligada a mis letras, sino que es mi única manera (que me he permitido) para ser. Los que me conocen, sin importar si son mis familiares, amistades, compañeros o conocidos, saben lo reservada que soy, y mas de alguno sabe mis problemas de confianza, pero la poesía me ha ayudado a expresar mis sentimientos reprimidos o me ha permitido darle voz a mis palabras, siempre he sido alguien callada, a excepción con mis amistades más cercanas, pero aun así tengo mis limites sobre qué puedo decir o que no.

Antes solía tener otro blog, lo publique en septiembre 2015, no le di "promoción", pero aun así algunas amistades llegaron a él, lo borré porque tuve una "crisis de inspiración" y me rendí, obviamente tenia guardadas mis poesías en otra parte y ahora están aquí, creo que lo borre en el 2017. Recuerdo que en el 2016 o 2017 hable con Luis (R) y me dijo que debía de dejarme de exigir, pero me sentía mal porque mi vida y días estaban en un espacio blanco y yo sentía ese vacío, escribir siempre me ha permitido, no llenarme tal cual, pero si me ha permitido mostrarme mis piezas, sobretodo las rotas. Actualmente ya no hablo con Luis, pero siempre lo llevaré en mi corazón y su nombre estará en todos mis poemarios, él me descubrió, en cierta manera, y me hizo encontrar la confianza para conocerme. Tengo muy presentes sus palabras y he aprendido de su consejo y me he controlado, pero cuando pasa una semana o más sin escribir no me siento yo, porque sé que hay cosas que necesitan ser dichas y no encuentro las palabras y se pierden los poemas.

Recuerdo haber dicho que en el 2017 mi poesía cayo, curiosamente cuando entré a la universidad, pero el 2018 fue peor y así siguió hasta el 2019, y tal vez así se quede siempre y tal vez estoy mas cerca de mi nunca, pero el día que eso suceda quiero estar de pie y agradecer todo lo que la poesía me ha dado: acercamiento a mi misma.

Y ni siquiera digo que mi poesía es buena, pero me ha permitido conocerme y recorrer de lo peor a lo mejor de mí, y no pido más de ella. De hecho tampoco he escrito para ser leída, escribí algunos años a escondidas, si mi poesía está publicada hoy es más bien para superar un miedo, de mostrarme vulnerable, si alguien me lee, bien, sino seguiré haciéndolo porque me hace bien, y si hay alguien leyéndome, por primera vez estoy permitiéndole conocerme.

Si la poesía me "dió" vida no sería raro sentirme muerta sin ella ¿o sí?

He crecido mucho a través de estos años, la poesía ha dejado una huella en mí que aunque no me manche de tinta, jamás se borrará.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page