top of page
Buscar

Poesía sin ti

He dejado de escribir poesías

porque no quiero seguir escribiendo sobre ti.

He dejado la poesía a un lado

porque solo fueron versos rotos

tratando de componer mi vida con la música

de un corazón enamorado que jamás cantó

y jamás compartió su canción con el mundo,

pero escucho al universo hablar a través del canto de un pájaro.

Dejé la poesía a un lado

porque solo escribía sobre ti

y solo dibujaba tu silueta.

Dejé la poesía a un lado

porque no encontré las palabras que le dieran forma a nuestra historia.

Dejé la poesía de un lado

porque llené páginas de un mismo vacío.


Aquel camino solo era un abismo,

caí y me rompí,

desangrando me di cuenta que todo de mí era tinta,

arañando mi piel me daba cuenta que era como arrugar una hoja,

he sido poesía por dentro, pero quiero vivir historias por todo el universo

y no solo en mi mundo imaginado.

Dejé de escribir poesías

porque hablaba de más

sobre lo que siempre silencié,

descubría mis secretos

y me prometí que serías un olvido.


Dejé la poesía a un lado

porque la asociaba contigo,

pero es mía y soy yo,

así que vuelve mi poesía

aunque tú no seas la inspiración de ella,

yo tengo la tinta,

ya encontrare otras palabras, expresiones y razones,

ya encontrare otros nombres y otro hombre.


Dejé a un lado la poesía

creyendo que eras tú,

pero siempre he sido yo quien se equivoca

dando lugares y huyendo después de ellos,

pero estoy de vuelta.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page