top of page

¿Quién soy yo?

He sido alguien tranquila,

pero a veces parezco loca.

He sido obediente ante las acciones,

pero me cuestiono sobre las actitudes.

A pesar de creer en la magia y en el destino,

quiero creer que aún tengo poder en mí.

He amado el cielo desde pequeña,

le ponía atención a las formas de las nubes,

ahora parece que espero respuestas,

me hago preguntas sin cuestionarme

y el viento me trae la carta con las palabras que se llevó.

Me enamora la luz de las estrellas

y quiero conquistar a la luna para que ya no esté sola.

Antes no me agradaba el color rojo ni naranja,

pero he visto como pintan los atardeceres

y es el color que mi alma cree ser,

jamás me he sentido tanto mi alma como en los atardeceres.

Aún tengo mis momentos infantiles,

pero mi mentalidad es mayor que mi edad.

Aún me emociono como una niña pequeña

y aún creo que el mundo es muy chico.

Jamás me podré conocer completamente,

a pesar de haber conocido mis vacíos

y las piezas rotas de mi ser.

He sido alguien soñadora

sin creer en la fantasía.

Me perdí completamente

para encontrar una parte de mí:

lo que debería de ser.

Lloré tanto que las gotas de mis lágrimas

formaron una sonrisa sincera.

He encontrado el amor en un abrazo

y he encontrado conexión por el alma.

Siento lo que me transmiten

y no se percatan que existe en ellos mismos.

Muchas veces veo más allá

para sentir lo que realmente es.

Me dejo llevar por mis presentimientos

y me quedo en donde me pueda expresar.

He puesto tantas barreras y armaduras

solo para caer, me he destruido al fingir ser fuerte.

Lo que me ha hecho dar lo mejor de mí

ha sido la poesía,

lo mejor que he hecho es sostener el lápiz

cuando mi mundo caía.

No escribo por enamorada o para enamorar,

pero no puedo negar que por mis escritos yo me he amado.

Odio cuando intento impresionar

porque todo es un engaño bien hecho,

pero no soy yo.

Me gusta expresarme aunque nadie quiera entenderlo

y no puedan sentirlo.

He sido cambiante, distante e inestable,

que ya no sé por donde empezar.

Sé que tratar de escribirme solo será un invento

porque solo existirán partes,

tratamos de ser limitados cuando somos infinitos.

Los días lluviosos me traen paz,

la tormenta que me destruyó es la que está en mi alma

y llega a mis ojos mientras todos los pensamientos me dejan un vacío

y yo me rompo.

Nunca me han asustado los rayos ni truenos,

encuentro en ellos la desesperación de los ángeles

en sus cantos retorcidos.

Evito ver películas de terror,

pero me aterra lo cruel que puede llegar a ser realidad.

Prefiero las pesadillas que los sueños bonitos,

porque solo duran mientras estoy durmiendo

y al despertar de las pesadillas sentiré paz,

mientras que al despertarme de los sueños bonitos

me levantaré con un vacío.

Me siento atraída por las almas y la calma,

trato de cambiar mi perspectiva hasta mejorar mi mundo.

Siento el arte en todas partes

y me complementan las proyecciones aunque sean rotas.

Me encanta lo simple

porque casi nadie se percata de lo que realmente es:

una grandeza con pedazos de nosotros.

He tenido la oportunidad de cambiarme a mí misma

y el privilegio de inspirar y motivar a los demás.

Estoy agradecida con el universo,

pero solo puedo cambiar a este mundo.

Había sido feliz

hasta que llegué a la secundaria,

había sido triste

hasta que estuve en la preparatoria.

He sido confiable para los demás,

pero es un reto creer en alguien.

Me gustan los textos con reflexiones,

pensamientos y sentimientos,

de esos que te hacen conocer el alma.

Trato de ser selectiva

y a quien quiero no elijo.

No odio a nadie,

pero aún guardo muchos rencores.

Puedo parecer muy fría a veces

y espero que alguien entienda lo que guardo.

Aunque sigo teniendo misterio e interés por mí.

Puedo ser muy profunda

pero al terminar mi reflexión

digo un tonto comentario,

por miedo, por cobarde,

no quiero que se vean mis honestos sentimientos.

A las personas que más amo

han sido mi inspiración y motivación,

mi fuera y mi esperanza.


He amado a alguien que jamás pude conocer,

pero lo descubrí por los corazones que lo han amado,

por las voces que le habían hablado,

me transmitieron ese amor

y hasta puedo sentir como a veces me gobierna,

después de tanto saber de él

pude descubrir que era para mí,

habló mi alma y le dio palabras.

Soy millones de cosas

y a veces me siento nada.

Me ha hecho ser cada instante de mi vida

incluso esos que solo pasan como golpes del viento,

aquellos que pasan en mi mente pero no voy a hacerlos realidad.

Soy quien soy

y siempre estoy intentando ser mejor,

lo mejor de mí.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Comments


bottom of page