top of page
Buscar

Todo de ti

Quiero ser tu luz,

pero amo tu oscuridad.

Quiero provocar en ti una primavera,

pero me transmite demasiado tu otoño.

Quisiera abrazarte en invierno

y besarte en el verano.

Quiero buscarte

en los días nublados

y encontrarte radiante en ellos.


Quiero encontrarnos en un punto fijo

donde nuestras almas se unan,

y el viento diga “es una casualidad”,

mientras que los latidos griten que es el destino,

¿estoy mal por querer creerlo?

Esta es la maldición del amor,

el creer que somos afortunados,

que fuimos hechos para el otro

ignorando los hechos.


Quiero encontrarte

buscándome.

Tus tropiezos

suenan como mis latidos,

hay heridas en mi corazón.

Quiero mover montañas

y cruzar los océanos,

solo para tener la posibilidad

de chocar contigo

y curarme por nosotros.

Quiero ser la brújula de tus latidos

y el punto del mapa de tu corazón.

Quiero ser el tesoro perdido que buscas

y el alma que encuentras donde está tu ser.

Quiero ser tu sueño

y quien se enfrente contigo a tus pesadillas.

Quiero acostarme enseguida de ti

y levantarte cada vez que caigas.

Quiero tus piezas rotas

y la profundidad de tus vacíos.

Quiero el desastre que eres:

lo roto y loco,

lo dañino y lo que parece una broma porque no tiene remedio.

Quiero todo de ti,

te quiero a ti,

¿esto está mal?

¿eres lo mejor para mí

o solo te quiero a ti?

Tal vez estoy ignorando las señales,

estoy siguiendo las luces verdes

a toda velocidad, ¿para qué parar?

Tal vez un accidente puede salvarme,

¿es una perdición querer todo de ti?

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Tengo derecho a quedarme en silencio

Llené carpetas sin pruebas, solamente con representaciones y decidí detener el proceso, no hay nada qué decir de eso. La sangre se mantuvo fresca debido a las lágrimas y eran ellas quienes demostraban

El tiempo de mi lado

Ya no tengo 19 años para seguir creyendo que tengo el tiempo de mi lado, ¿qué tal si esto jamás cambia? me he hundido en un peso y este será mi entierro. No sabía que septiembre era sempiterno, ha pas

Comments


bottom of page