top of page

Recordando la tristeza

Tan prohibido que me enamoraba,

tan tóxico que me aliviaba,

tan malo que le daba lo mejor

hasta convertirme en lo peor.

Me robó el sueño

al entregarme pesadillas,

no quería dormir

porque nada cambiaria mi realidad

al despertar.

Me entregó ojeras

y le di mis miradas más vacías.

Me entregó una vida tan llena de ella

y yo me vacié los días para sobrevivirla.

No existía nada,

yo ya no solía ser,

me perdí y rompí.

Hasta respirar costaba,

me desgastaba en cada paso que daba,

no existía nada,

ni yo era.

No fue estar en la tristeza profunda,

era dejar de ser yo

y deshacerme al hacer cosas.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Comments


bottom of page