top of page
Buscar

Recordando la tristeza

Tan prohibido que me enamoraba,

tan tóxico que me aliviaba,

tan malo que le daba lo mejor

hasta convertirme en lo peor.

Me robó el sueño

al entregarme pesadillas,

no quería dormir

porque nada cambiaria mi realidad

al despertar.

Me entregó ojeras

y le di mis miradas más vacías.

Me entregó una vida tan llena de ella

y yo me vacié los días para sobrevivirla.

No existía nada,

yo ya no solía ser,

me perdí y rompí.

Hasta respirar costaba,

me desgastaba en cada paso que daba,

no existía nada,

ni yo era.

No fue estar en la tristeza profunda,

era dejar de ser yo

y deshacerme al hacer cosas.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page