top of page
Buscar

Recorro las mismas calles

Versión 2014

Las personas se van y vienen cambiados,

las promesas se hacen pero no se cumplen,

los grandes recuerdos son simples momentos,

nosotros rompemos promesas y nos rompen los recuerdos.

No podemos seguir siendo los mismos

aunque nada haya cambiado, todo es distinto.

Todo lo bueno ya terminó,

se supone que viene lo mejor, pero lo peor inició.

Recorro las mismas calles,

veo diferentes caras,

las calles están llenas,

pero se sienten vacías.

Recorro las mismas calles

voy a los mismos lugares,

estoy sin estar,

se ha quedado una parte de mí

que no volverá por acá.

Veo una niña pasar por mí cruzando por mi calle,

mi misma cara, pero con una gran sonrisa en su cara

y la mirada que la iluminaba.

Tenía problemas en casa pero se divertía en la escuela,

trae una gran sonrisa,

acaba de reír

y se pone a llorar al llegar a casa,

ya no hay tantos problemas en casa,

pero ya no hay felicidad.

Me gustaría volver a empezar

y nunca haber perdido,

me gustaría volver

a ser la misma del año pasado,

no fueron los mejores tiempos

pero ahí tuve mis mejores momentos.

Sus mejores amigos fueron pasajeros

que estuvieron en el mismo tren por tres años,

en la mitad de ese tiempo no conoció

y en la otra mitad disfrutó.

Su felicidad duró, pero ella creció,

se divertía como niña en plena adolescencia.

Recorro las mismas calles

sin felicidad en la cara,

ni una sonrisa dibujada.

Recuerdo cuando dije que este sería un gran año,

lo soñaba tan diferente, que inocentada

nunca pensé que sería así, tan decepcionante,

pero hubo pequeños momentos con grandes recuerdos,

me acostumbré a sentir felicidad todos los días,

pero aún no me acostumbro a sentir tristeza en la soledad.

Hace un año y también dos,

la depresión se sintió y atacó,

pero ahí había gente que me hacía reír, sonreír, ser feliz,

pero en la mitad del año

las cosas cambiaron y acabaron.


Versión 2015

Me he alejado de vidas

porque no aportaban nada a la mía.

Me he alejado de vidas

por querer arruinar mis días.

Las promesas que hacía

no las podré cumplir

porque todo ha cambiado

y soy distinta.

Aquellos grandes recuerdos

fueron pequeños momentos,

antes eran mi todo,

no son insignificantes

pero tampoco importantes.

Rompí las promesas de quedarme,

porque no pertenecía a ese lugar,

aquella persona no me hacía bien.

Rompí promesas

y construyo momentos,

mis rotos recuerdos

no me destruirán,

no hay nada más que quebrar,

he sido reparada,

pero sigo rota.

La niña que fui en la secundaría

tuvo que cambiar,

la preparatoria me alejó

y en mi soledad me puse a pensar y recordar,

las nuevas personas no me hicieron cambiar,

Tuve un sueño que me inspiró a mejorar,

haber estado en la soledad

me hizo tener pensamientos

y nuevos deseos.

Aquello que pude considerar bueno,

no era lo mejor que me pasó,

había terminado una etapa

y tuve nuevos inicios,

tomé mi camino,

me abrí a las posibilidades

y me alejé de muchas amistades.

Recorro las mismas calles,

veo diferentes caras,

las calles están vacías,

pero no me siento así,

no estoy completa,

pero tengo mis piezas

y a mí, al fin.

Voy a los mismos lugares

a hacer más momentos,

estos serán los mejores recuerdos.

Disfruto el instante,

me siento bastante bien.


Los lugares a donde he ido

los he hecho recuerdos,

porque ahí he creado momentos.

Hay partes de mí por ahí

pero sigo aquí en mí.

Veo una niña pasar por mi calle,

mi misma cara pero una gran sonrisa en su cara

y la mirada que la iluminaba.

Se ve demasiado feliz,

ahora ya está bien.

Atravesó por el infierno

y se atrevió a abandonar su invierno.

Solucionó sus problemas

y arregló su vida,

se mejoró a sí misma.


Su casa es su hogar,

decidió sacar el odio y rencor de su corazón,

decidió perdonar a quien más la había lastimado,

aunque no puedo olvidarlo.

aún no se quita la armadura para ciertas personas,

aún pone muros para ciertas personas,

porque sabe que no puede esperar nada bueno de ellos.


Ahora entiende su confusión,

todo ha tenido sentido

y le da un motivo.

Ahora no se arrepiente de su camino,

ahora agradece los sucesos que la deshicieron.

Había perdido

pero mira todo lo que ha ganado.

Yo no soy quien fui

porque la destruí,

amo quien soy hoy,

en quien me convertí

por lo que decidí.

Ahora cada recuerdo

es tan solo eso,

no volvería a esos momentos,

no hay nada que cambiar de eso,

y no volvería a disfrutar aquello,

porque ahora todo es mejor,

desde el suelo que piso

hasta al cielo que admiro,

desde mi corazón hasta el propio amor,

desde mis pensamientos hasta mis sentimientos,

desde quien soy hasta lo que hago.

Veo una niña pasar por mi calle,

sigue manteniendo contacto con sus amigos

aun cuando pone su distancia,

porque ella se ha dado el tiempo

para conocerse mejor y mejorarse.


La niña que fui

es solo un fantasma de por aquí

ella creció y decidió cambiar,

pero iba a decir adiós,

no se rindió

y continuó,

no me arrepiento de eso.

Recorro las mismas calles

con una felicidad en mi cara,

con nuevas sonrisas dibujadas,

diseñadas por la alegría de mi alma.

Éstas calles me han visto caminar

millones de veces,

han dejado huella en mí más de una vez.

Decidí dejar de esperar

y comenzar,

hice largas listas de lo que debía cambiar,

lo principal era la mente,

las otras cosas son más sencillas.

Aún tengo mis malos momentos,

algunas veces lloro

y me destruyen mis pensamientos,

pero me recuperó rápido,

no desperdició más mi tiempo en el mal,

me he encargado de hacerme bien.

Es solo un inicio,

soy solamente yo.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Comments


bottom of page