top of page
Buscar

Sigue adelante

El Dios sordo

nos vuelve mudos

para que nos entendamos mejor,

entonces inventamos un lenguaje

que termina enloqueciéndonos

porque no podemos volver a usarlo con nadie más

y entiendo mejor que


los destellos

se convierten en quebrantos,

¿por eso todas las estrellas

me cubren en la noche?


Cada luz en la mirada

guarda su efecto en el reflejo de la lágrima,

yo no quiero ser transparente,

quiero ser invulnerable,

¿puedo serlo?

¿me atreveré a ir en contra de mí?

sí, ¿pero así?


Y cada risa se talla en nuestra garganta

hasta derrumbarnos en un gemido,

¿por qué no se ahoga nuestro latido

si sufrió un naufragio?,

¿por qué se mantiene a flote

solo para ver cómo se desvanece?


Y cada color

se impregna en una sombra,

las calles siempre han sido grises,

sigue adelante.


Y cada deseo

termina en un maldito rezo,

y no hay peor brujería

que perder todos tus poderes,

acepta cada derrota

y no seas tan cobarde.

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comments


bottom of page