top of page
Buscar

Sin esperanza ni añoranza

Tal vez algún día pueda sentir tu amor,

pero por mientras el desamor no me rompe

y mis latidos no están tirando dardos esperando que te enamores.


No sé nada sobre el mañana,

pero ten por certeza

que no guardo esperanza

ni añoranza.

No sé nada sobre la vida

ni sobre tu vida,

pero si tiene que ser

entonces sucederá.

Solía despertar extrañada

porque no te soñaba,

pero los amaneceres te iluminaban,

tal vez no necesitaba de nada más,

pero buscaba una señal,

ahora ningún accidente

me hace sentir herida.


Te dejé ir después de tantos insomnios,

no me sorprendería que te hayas quedado en una estrella,

eso no significaba que serás mi deseo cuando pase una estrella fugaz,

estamos donde debemos estar

y si en alguna vuelta del sol nos encontramos,

tal vez podamos perdernos en la luna.


Te dejé ir después de tantos insomnios,

no me sorprendería que te hayas quedado en una estrella,

pero tener mi luz encendida no significa mostrarte una señal,

lo que quieras ver, cierra los ojos, que no hay nada acá.


Estoy tratando de ser más sincera acerca de lo que sentí por ti

y si quieres la verdad, te guardaré aprecio por aquel sentimiento,

no busco encontrarte,

no busco perdernos,

estamos donde debemos de estar,

estoy feliz con que hayas sido,

no estoy triste porque te hayas ido.

Aquella mariposa posó

sobre mi hombro

cuando sonó tu canción

y voló cuando terminó,

creí saber que significaba,

ahora la duda no me confunde,

pero honestamente jamás pude estar segura de ti,

solo quise creer que todo era como me lo imaginaba,

ahora los espacios en blanco solo es arte abstracto,

jamás trataré de encontrar la forma que quiero,

solo es lo que es y estoy bien por primera vez.


No sé que significaban los puntos de nuestro mapa,

tal vez eran pasos perdidos que estaban destinados a jamás encontrarse,

fui descalza tratando de no hacer ruido,

jamás creí gritar mientras pisaba las espinas,

aquellos puntos fueron diseñados para herirme

porque traté de buscarle forma y los encontré puntiagudos como un cuchillo,

ahora estoy bien, he encontrado mucho entre las huellas y la sangre,

marcas del camino, estoy justo donde debo estar.

Estoy siendo con quien me permite ser,

por eso sé que tú no eras aquel,

tal vez no era el momento,

pero no me pregunto por nuestro tiempo,

si todo pasado, entonces que bonito fue haberte encontrado,

si no hay futuro no seré yo quien se pierda tratando de buscar lo extinto.


Jardines de babilonia,

nosotros jamás estuvimos ahí,

así que no hay necesidad de preguntarle a cada pétalo por ti,

no hay raíz que nos una y no nos enredaremos entre las ramas,

porque estamos justo en el lugar donde debíamos estar.

Aquellos puntos fueron diseñados para herirme,

traté de unirnos, pero jamás cosí mis heridas,

tu sonrisa siempre fue como aquel abrazo,

con la forma de un hogar después de haber recorrido el infierno,

pero tal vez merecía el cielo

o simplemente un lugar donde sentirme digna,

no negaré que creaste alguna inseguridad,

pero hoy estoy bien porque me estoy permitiendo ser,

si algún día deseas conocerme está bien,

sino seguiré dando lo mejor de mi ser.


Tal vez algún día pueda tocar en tu sinfonía,

pero por mientras puedo sentir el silencio sin necesidad de querer hablar.


Si quieres la verdad,

todo lo que puedo decir es que te quise tanto

que ya sentí por ti lo que debía de sentir por ti.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page