top of page

Somos

Somos una casa sin pilares,

cada vez estamos cayendo más.

Somos una casa sin ventana,

no podemos ver a través de nosotros.


Somos una casa embrujada,

el encanto acabó con nosotros.

Somos una casa sin paredes,

solo tenemos los muros que hemos colocado para dividirnos y alejarnos.

Somos una casa sin techo,

cualquier lluvia nos inunda.

Las flores se secaron,

el único color es la sangre de todas las personas que resultamos heridas

en aquel campo de batalla.

Somos una casa sin ventanas,

hay vidrios rotos esparcidos

y en vez de romperme, me vacío.

Veo miles de estrellas

y siento mi conexión con la alineación de mis lunares.

Proyecto mil y una historias con mis ojos

y le pido al universo que me conceda una mirada de ensueño.

Somos una casa con un reloj descompuesto,

ya no hay momentos viviéndose,

solo están los recuerdos en los muebles empolvados.

No tocan la puerta

ni siento que llegan,

somos unos fantasmas deambulando

buscando un corazón que aún nos sienta.

Me he tirado en los escombros

matando a la niña que fui

y dejando todo morir.

Tal vez nunca pueda arreglar nada,

pero aún me armo de valor

y protejo mi esperanza.


Somos una casa sin pilares,

pero llegaste tú a mostrarme el jardín

y siento que se puede florecer,

sé que todo se puede marchitar,

pero no olvido que todos estamos en la misma raíz.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Comments


bottom of page