top of page
Buscar

Tú eres de otoño, yo soy de primavera

Eres de otoño,

donde las hojas caen,

pero los árboles se mantienen de pie.


Eres de otoño,

donde los colores pierden el brillo

y el suelo está lleno de las hojas

que los pies pisan y patean.

Eres de otoño

donde las hojas caen,

donde los arboles pierden lo que tienen,

donde las hojas pierden su color.

Los pedazos del rompecabezas

se van cayendo

haciéndonos sentir incompletos,

piezas perdidas,

más espacios para llenar,

más vacíos por complementar,

más lugar para estar,

piezas perdidas, extremos rotos,

nosotros tratamos de buscar,

pero lo que hemos encontrado

nos ha hecho perder lo poco que conservábamos.

Las hojas caen

al igual que muchas esperanzas,

las hojas pierden el color

así como el corazón se cansa de bombear,

las hojas están en el suelo

y están siendo pisadas como muchas personas.

Estoy en una banca escribiendo esto,

el viento sopla y una hoja cae trayéndome un recuerdo,

no hizo sonido pero me inspira a seguir escribiendo…

las hojas de otoño traen más tinta,

pienso en ti y me haces expresarlo.

Soy de la primavera,

donde hay renacimiento,

donde todo se renueva,

donde en cada flor hay vida

después de que estuvieron marchitas.

Florecen las flores,

los días son más cálidos,

la noche tarda más en llegar.

Las flores nacen y nos hacen,

las mariposas vuelan más alegres.

Yo soy de primavera,

tú eres de otoño,

donde en otoño muere

lo que nació,

¿me harás morir?

en primavera parece que es el inicio

y yo no quiero un fin.

Tú eres de otoño,

yo soy de primavera,

hiciste florecer en mí

lo mejor que puedo tener,

arrancaste la raíz de mis males

les están dando más cielo

a las mariposas para que vuelen más.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comments


bottom of page