top of page

Taza de café

Fuimos una taza de café,

tuvimos interesantes conversaciones

hasta enfriarnos.


Fuimos una taza de café,

tratamos de mantenernos despiertos

y endulzar nuestra vida,

ese fue nuestro sueño,

pero lo agrio nos convirtió en una pesadilla.

Fuimos una taza de café,

un sorbo

y mil manchas en nuestra camisa favorita.


Jamás nos permitimos saber cuántas cucharadas de azúcar eran para endulzarnos,

solo supimos sobre los cuchillos

y de la sangre de nuestra espalda haciendo fría a nuestra alma.

Sé que algún día entraré a una cafetería

y pediré una compañía para llevar,

estoy cansada de darle sorbidos a mi café sin tener por quien suspirar.

Pido un frappuccino para hacerle compañía a mi frio,

tal vez algún día bebiendo uno,

tenga una conversación cálida con alguien que me permita ser.

Eres una taza de café para mí,

te necesito en mis mañanas

y eres la razón por la cuál no puedo dormir en las noches.


Y como dicen,

ya no hay café,

pero queda-té.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Comentarios


bottom of page