top of page
Buscar

Te encontré

Te encontré entre uno de tus tantos tropiezos,

siempre dejabas huella por donde pasabas,

a veces era tu misma sangre derramada.

Te encontré a pesar de la oscuridad de la noche,

así que buscamos luciérnagas

hasta que perdernos nos hiciera encontrarnos.

Te encontré entre las huellas que otras te habían dejado

y en las marcas que dejaban tus manos.

Te encontré entre un atardecer rojizo

y el vacío.

Te encontré entre la fragilidad de la rosa

y la promesa del cactus.

Te encontré en medio de tu sequía,

lleno de flores marchitas.


Te encontré en medio de una lucha

entre ángeles y demonios,

es por eso que vi a tu alma.


Te encontré tratando de dejar huella en la arena

y queriendo que las olas se llevaran todo tu dolor,

pero quien se sentía arrastrado eras tú.

Te encontré entre un amanecer dorado

y el valor que tomamos en la mañana para brillar,

pero tú solo prendías fuego para quemarte.

Te encontré dejando caer al sol

y cambiando la carátula de la luna.


Te encontré entre tus mentiras blancas

y tu ropa manchada de sangre.

Te encontré entre tus pasos lentos

porque tropezar era lo único seguro.


Te encontré entre el filo del cuchillo

y el filo del papel,

conviertes a mi sangre en tinta,

amargo amor, nunca me gustó lo dulce.

Te encontré entre mis ganas de apostar

y en mi perdición al tener esperanzas.

Te encontré entre canciones,

pero ellas no saben sobre ti.

Te encontré cuando querías desaparecer,

escapar a cualquier lugar siempre fue el destino que tenía para conocerte

y creer en la vida una vez más.

Te encontré entre la suavidad de las plumas

y la oscuridad de la tinta.


Te encontré entre el filo de la pluma,

escribirte siempre me dolerá

por aquello que aún no pierdes

y solo te hace perderte.

Te encontré en mis sueños

y al despertar.

¿Te voy a encontrar en las promesas del mañana

o solo debo buscar vivir el hoy

como si nada fuera a terminarnos?

Te encontré en las piezas de tu corazón roto

y tus labios partidos.


Te encontré entre las líneas de tus cicatrices

y las líneas que solías cruzar.

Te encontré entre mis chistes

y tu risa.

Te encontré en la pequeña línea

que siempre me separa.

Te encontré en un cielo azul profundo,

pero nuestra profundidad lo hace ser oscuro, gris o rojizo.


Te encontré en una habitación vacía,

desempacando diciendo que te quedarías.

Te encontré mientras el semáforo estaba en rojo,

¿podemos irnos ya?

Te encontré entre las flores marchitas

de un jardín que siempre se riega.


Te encontré mientras le hablabas con cariño a los perros callejeros

diciendo que el amor es así:

sin hogar, pero te acompaña hasta casa.

Te encontré entre el sonido de la canción

y el ritmo de mis latidos.


Aún puedo sentir el ruido,

por ti rompería la calma.

Te encontré mirándome una vez,

pero no miraste dos veces,

ojalá hubieras perdido todo con solo cerrar los ojos.

Te encontré un minuto antes de que el despertador sonara

y en el último segundo antes de caer dormida.

Te encontré entre los cuchillos de tu espalda

y el espacio que siempre dejas en la cama.

Te encontré entre un domingo eterno

y un diciembre fugaz.


Te encontré entre mi poesía y tu verdad,

entre mi poesía y tu filosofía.


Te encontré entre la oscuridad de mis ojos

y el brillo de mi mirada.

Te encontré entre mis manos frías

y mis mejillas rojas.

Te encontré entre una canción de amor

y música de desamor,

¿Cómo no lo vi?

¿Cómo no te vi antes de que dejaras de creer en tu ser?


Te encontré entre las risas con tus amigos

y el sonido de tu corazón rompiéndose estando solo.

Te encontré entre una noche estrellada

y un techo blanco.


Te encontré entre tus muros

y mis puentes.

Te encontré entre tu boleto de avión

y una tormenta cercana.

Te encontré entre tu boleto de tren hacia una vía equivocada,

desde que tu tren se descarriló no te importa a donde vayas,

dices que siempre estarás perdido.

Te encontré entre la lámpara de noche

y la puerta abierta,

aún tienes miedo al dormir

porque todo puede acabar en una noche.

Te encontré entre las cobijas pegadas

y la almohada húmeda por tus lágrimas,

porque las pesadillas son otra forma de soñar.


Te encontré entre tus ojos llorosos

y tu sonrisa como si nada.


Te encontré con una nube sobre ti

con forma de rayo.

Te encontré entre latidos que vibraban

en un cuerpo que había perdido su ritmo

y pedía ser intocable,

porque clavarte a alguien siempre sería salir herido.

Te encontré a media noche

en una vida vacía.


Te encontré en un corazón arrancado

que aún busca pegar las páginas de su historia rota.


Te encontré…

perdido.


Me encontraste siendo tu auto de escape,

no conduciré más.

 

Escribí esto en la madrugada, cuando desperté traía la canción de Taylor Swift Getaway Car, así que decidí agregarle las últimas dos líneas a la poesía con esta referencia, porque creo que tiene un poco de relación, solo que fuera la contestación de la poesía.

Aquí dejaré la canción:


No, nothing good starts in a getaway car / It was the best of times, the worst of crimes, I struck a match and blew your mind but I didn't mean it and you didn’t see it, the ties were black, the lies were white in shades of gray in candlelight (...) / "X" marks the spot where we fell apart, he poisoned the well, I was lyin' to myself, I knew it from the first Old Fashioned, we were cursed, we never had a shotgun shot in the dark / You were drivin' the getaway car, we were flyin’, but we'd never get far, don't pretend it's such a mystery, think about the place where you first met me. Riding in a getaway car, there were sirens in the beat of your heart, should've known I'd be the first to leave, think about the place where you first met me, in a getaway car, no, they never get far, no, nothing good starts in a getaway car / It was the great escape, the prison break, the light of freedom on my face but you weren't thinkin’ and I was just drinkin’ (...) and a circus ain't a love story and now we're both sorry. / We were jet-set, Bonnie and Clyde until I switched to the other side to the other side, It's no surprise I turned you in 'Cause us traitors never win. I'm in a getaway car I left you in a motel bar, put the money in a bag and I stole the keys, that was the last time you ever saw me / I was ridin' in a getaway car, I was cryin' in a getaway car, I was dyin' in a getaway car, said goodbye in a getaway car, ridin' in a getaway car.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Amor tardío

¿Cómo querías que identificara al amor tardío cuando no llegó marchito? Los eclipses son sombras, mas no todas las sombras son eclipses, ahora supongo que lo sé, ¿cómo pretendías que supiera que este

En el ideal / Marioneta

Lo mejor de mí siempre ha lucido mejor en ti, el movimiento de las cuerdas no vuelven reales a las marionetas, dime cuál es el fin que quieres de mí para saber cómo esto va a terminar, ¿realmente me q

1 Comment


Ana Mercedes MA
Ana Mercedes MA
May 20, 2020

Que hermosa poesía, que bella forma de unir las cosas. Cada vez vas perfeccionando más tu poesía, en ella se imprime tu amor.

Like
bottom of page