top of page
Buscar

Te puedes ir al carajo

Me hiciste sentir

que no había nada en mí,

así que nació el vacío

por el cual morí.


Si no tenía nada,

¿por qué tomaste todo lo que había?

¿te hacían falta mis piezas

o te llenabas viéndome rota?

Acaso, ¿te enriqueciste de mi miseria?

¿mi incertidumbre te daba paz?

¿te sostenías de mis terremotos?

cuando yo andaba en la cuerda floja,

¿realmente creías que podía sola?

porque rompiste la red y mi seguridad también.

Me heriste

y mi sangre me volvió tan insensible,

pero aún hay heridas que me duelen.


He sido más un fantasma

que humana,

jamás pude venderle mi alma al diablo

porque tú la tomaste primero para incendiarla en el infierno,

tal vez alguna parte de mí ande por allí,

pero ya no quiero ser así.

Tratar de recuperar

lo que robaste

no llevará a nada,

ya no vale nada,

puedes quedártelo,

iré por más.


Sé que me desvié del camino,

pero al menos no seguí tus pasos,

aunque desearía que no hubieras dejado marca.


Jamás lo aceptarás

porque nunca te importó una mierda

lo que sucedía,

te limpiaste las manos tan fácilmente

porque no era tu sangre la que se derramaba,

aunque si somos de la misma sangre,

te puedes ir al carajo también.


Aún hay preguntas,

pero las respuestas

no podrán cambiar nada,

jamás esperé tu perdón,

pero aún no he logrado perdonarme

por permitir que me tomaras y escupieras.


Dudé de mí

hasta dejar de ser,

ojalá algún día pueda perdonarme

por creer que aquella mierda me la merecía.


Hace un par de viernes

me encontré con un amigo

en una cafetería,

hablamos de la vida

y le mostré una foto de cuando era niña,

él se quedó fijamente viéndola

y dijo “¿qué te pasó? Antes estabas llena de vida”,

yo solo sonreí y le di un sorbo a mi frappé,

nunca antes el caramelo me había sabido tan agridulce,

le respondí entre risas

“no lo sé, la vida”,

él cree que soy linda,

pero yo solo puedo ver la mierda que hay en mí,

porque es todo lo que me dejaste ver,

lo único que me dejaste y no te robaste.

Cuando conté aquello que él me dijo

todos lo tomaron mal,

amo no darle la razón,

pero esa vez, por primera vez en nuestros años de amistad, la tuvo,

no se puede negar la luz que había en mí se ha apagado,

aunque quede una chispa,

me perdí en el humo

y el fuego solo ha sido para quemar

en vez de iluminar.

Algunos suelen decir que aún hay ternura en mí,

tal vez es lo único que queda de lo que fui,

tan siquiera algo se salvó,

¿estoy a salvo?

¿no me matarás para que sea nada?


Si nunca pudiste amarme por como era,

está bien,

pero no tenías que crear heridas

hasta que las cicatrices me convirtieran en alguien más.


Me hiciste sentir que yo era un problema

así que me suelo convertir en un desastre,

pero he estado tratando de no arruinarlo

porque hay cosas en mi vida

que valen la pena intentarlo.

Si me querías lejos,

no tenías que aventarme.


No soy difícil de amar

o de sobrellevar

como tú y los demás

me hicieron creer,

simplemente nunca me amaron

y mi corazón no se rompe si no lo sienten ni quieren,

pero no tenías que hacerme sentir lo que sentías,

el odio hacia a mí.

Tus palabras,

tu silencio,

tus balas,

tus actos,

no sé qué ha sido más cruel,

¿alguna vez te hice algún daño?

Y si alguien más te dañó,

¿por qué te desquitaste conmigo?

Aquella vez que me llevaste al mar

me hiciste ser una náufraga,

me rompí más que las olas contra las rocas,

me escondía para llorar

por lo mal que tú y los demás me hicieron sentir,

regresé a casa llorando

y algo en mí se secó,

convertiste un oceano en un desierto.


De tus juegos

siempre salía perdiendo,

nada bueno que hay en mí

lo tomo en serio,

pero soy la mejor en el autosabotaje.

Todas las diferencias

me hicieron ver nubloso,

lo he entendido,

doy un lugar

para crear un vacío.


Me alejaste cruelmente,

pero caminé en círculos

para caer en un agujero,

¿dónde está mi ataúd?

Te mataré si te veo llorándole a mi lápida,

te puedes ir al carajo.


¿Cuál era el problema en mí?

¿Tenías que robar mi seguridad y amor?

A mis 13 años perdí mis ganas de vivir,

pero desde muchos años antes me sentía perdida en mí,

actualmente me siento bien conmigo misma y mi vida,

solo que si muero hoy, le diría a la muerte que tardó demasiado,

la he esperado toda la vida aunque ahora la viva,

aún no siento que mi vida valga algo, ¿realmente mi ser importa?

me siento bastante desgastada,

estoy harta de que las personas que amo me hagan sentir insuficiente,

pero también está mi inseguridad que me hace temer ser amada,

no me entiendo, pero si quieres dispararme, hazlo,

ya hice todo lo que tenía pendiente, no puedes arruinar más

y no me importa si esta poesía te arruina,

es mi corazón roto expresándose

y lo dejaré ser en tinta que exprese sobre como me manchaste de sangre.


Tal vez esta inseguridad jamás se irá,

el sentimiento de insuficiencia no tiene un contrato de paz,

pero ya no estoy interesada en ser lo suficientemente buena,

solo quiero ser yo misma

porque solo así encontraré el valor que hay en mí.


Entradas Recientes

Ver todo

Amor tardío

¿Cómo querías que identificara al amor tardío cuando no llegó marchito? Los eclipses son sombras, mas no todas las sombras son eclipses, ahora supongo que lo sé, ¿cómo pretendías que supiera que este

En el ideal / Marioneta

Lo mejor de mí siempre ha lucido mejor en ti, el movimiento de las cuerdas no vuelven reales a las marionetas, dime cuál es el fin que quieres de mí para saber cómo esto va a terminar, ¿realmente me q

Comments


bottom of page