top of page

Techo

¿Son tus ojos cerrados

los que también están guardando silencio?

Mis ojos siempre están observando al techo

mientras pongo mis manos juntas para conseguir fuerza,

sabiendo que hemos estado desintegrándonos,

¿Acaso solo fuimos atomos?


Mis ojos siempre están observando al techo

como los muertos observan la tapa de su ataúd,

sin saber de su fin,

solo sintiendo los latidos que faltan

y sintiendo un frío inmenso que los atrapa

y priva de cualquier cuerpo que quiera brindarles calor.


El llanto llamó a los cielos,

si las lágrimas no pueden atravesar el cristal

es porque cada gota se convertirá en una estrella

haciendo justicia al fuego que se apagó en el alma.

Y no te atrevas a decirme que las estrellas no son cristalinas,

porque jamás te has atrevido a ir tan lejos para descubrirlo.


¿Son tus ojos cerrados

los que también están guardando silencio?

Los míos siempre están observando al techo,

esperando encontrar algo allá arriba

que me diga que no se deshará.


Es curioso cómo puedo ver tu sombra a todo lugar que voy

y nada más puedo trazar tu rostro en el techo,

puedo verte como una película con una cinta ya no magnética.


Es curioso cómo cualquier techo puede contener más deseos

que las estrellas del cielo,

y de tanto observarlo con los ojos llorosos

ha empezado a tener humedad y se caerá,

y de tanto observarlo mientras trataba de poner mi vacío en él

se despedazará.

¿Son tus ojos cerrados

los que también están guardando silencio?

Mis ojos siempre están observando al techo

con detenimiento,

si se llega a derrumbar tal vez no lograré sobrevivir.



 

En teoría, la primera parte que escribí fue la última estrofa. Luego hice un bosquejo, pero estoy segura que esfumó la idea, pido disculpas, haber estado lejos de las letras si provocó un daño severo en lo creativo, espero que ese daño no sea permanente (como el de mi mente).


En mi defensa, en mi mente la idea estaba bien bonita y hecha, y lo que quería proyectar no sé qué era PERO es curioso como “mirar el techo” puede ser para muchas situaciones, en este caso desde la fantasía (ilusión) hasta la melancolía (tristeza), y la canción Ceiling de Lizzy McAlpine puede describirlo un poco mejor, dando una buena situación de la imaginación la parte rota del corazón que le queremos dar la vuelta para que vuelva a arrancar y volar hacia el amor que se perdió.


Y en mi defensa, yo sobre-pienso más si volteo a ver al techo que lo que puedo imaginar, PERO mi solución ha sido comprar un proyector de nebulosas (ahora que lo pienso, jamás he puesto la canción El Universo Sobre Mí versión de Valeria Castro -conocí su música este año y es muy bonita- lo tendré que hacer hoy, ni modo) y solo Dios sabe lo bonito que ha sido en cada madrugada observar el techo, por otro lado, tengo un terrible insomnio que si me puede hacer “crear” escenarios. Y nada.


Entradas Recientes

Ver todo

Tengo derecho a quedarme en silencio

Llené carpetas sin pruebas, usé solamente representaciones para nuestro caso y decidí detener el proceso, no hay nada qué decir de eso. Debido a las lágrimas mi sangre se mantuvo fresca, cada lágrima

La nostalgia se volvió ficticia

Me estaba rompiendo mientras tallaba tu estatua, ya no sé qué te forma ni siquiera cómo luces, ya no sé nada, mi nostalgia se ha vuelto ficticia, nada es real, pero en mi lagrimal cabe tu abismal, ape

Comments


bottom of page