top of page
Buscar

Todo sigue en mí

Empecé a morir el día que nací,

el reloj comenzó a correr,

pero mi tiempo se estaba agotando.

No quiero caer en lo mismo

porque me costo demasiado levantarme de ahí

y caminar hasta aquí.

De tantos caminos que he tomado

he creado mi propio laberinto

y no puedo escapar.

Puedo correr,

pero no podré huir.

Todo sigue en mí,

los flashes, los ecos,

la imagen de una niña destruida,

las manchas, mis marcas,

las cicatrices y todas mis heridas.


Todo sigue en mí

como si siguiera aquí

y ya no es así.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Commenti


bottom of page