top of page
Buscar

Todos

Vivimos llenos de miedos,

somos tan inseguros

y pensamos que somos tan estúpidos por soñar,

pero es una estupidez no aprovechar esta realidad

para conseguir nuestra propia oportunidad.

Todos nos hemos sentido nadie alguna vez,

todos hemos estado en la oscuridad,

todos hemos tenido una luz,

todos hemos podido brillar,

pero nos hemos apagado demasiadas veces,

que la mecha ya no sirve.

Todos tenemos una luz,

todos podemos brillar,

pero tenemos miedo que se roben un rayito de nosotros,

tenemos miedo ser parte de la guía de alguien

y terminar siendo una completa perdición.


No tenemos confianza en nosotros mismos

y queremos creer en un futuro que tenemos miedo de construir,

porque nos derrumbamos varias veces pensando que no somos capaces para aquello.

Estamos en la vía equivocada,

aquella que no nos lleva a ninguna parte,

pero deseamos llegar a la estación de nuestros sueños

sin hacer ningún recorrido,

solo viajamos a través de nuestra mente.

Tenemos tanto miedo que todos nuestros intentos no hagan ningún logro,

sin darnos cuenta que se fracasa más sin intentarlo.

Le tenemos miedo al futuro

y no podemos vivir bien el presente por tanto miedo,

no disfrutamos el hoy por el temor de mañana.


Tememos que algo ocurra,

que todo ocurra,

que nada ocurra.

¿Qué haríamos sin miedo?

¿Por qué lo dejamos crecer y nos estancamos?

Tenemos la capacidad de soñar,

pero no nos atrevemos a hacerlo realidad.

Las páginas en blanco están esperando que se escriban solas,

tenemos la tinta escurrida

y tantos borradores,

no hay ninguna historia limpia

y nos hemos manchado por no querernos ensuciar.

Hemos hecho la historia de nuestros sueños,

pero nos da miedo ser el personaje.

El miedo nos encierra,

nosotros mismos ponemos nuestros candados,

tenemos la llave en algún lugar,

pero hemos vivido tanto tiempo encerrados,

que nos da miedo la libertad.

Todos queremos triunfar,

sabemos que camino es para llegar,

pero tenemos miedo de recorrerlo,

pasa el tiempo y llega el polvo y las telarañas,

nosotros mismos ponemos las piedras en nuestro camino,

como si no existirían ya los obstáculos suficientes

para hacerlo demasiado complicado.

Tomemos el hoy

y soltemos nuestros miedos,

tomemos el ahora

y agarremos nuestros sueños.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comments


bottom of page