top of page
Buscar

Tres generaciones

Mi abuelo solía mentir y escribir,

trataba de intercambiar versos por besos.

Mi abuelo solía llenar los oídos con palabras bonitas,

pero rompió el corazón de mi abuela.

Mi abuelo solía mentir y escribir,

había tanta belleza en sus letras que enamoraba,

tuvo tantas amantes,

que se enfermó del corazón

cuando rompió el único que valía la pena.

Mi abuelo prefería escribir que escuchar,

mi mamá alguna vez le hizo una carta expresando su dolor,

él sostuvo la carta así como su mirada,

no hubo ninguna palabra,

pero un perdón bastaba.

Mi abuelo sabía mentir tan bien,

sabía que sonidos usar cuando pronunciaba las palabras,

que hasta compuso canciones mientras su vida en casa era un desastre.


No me malinterpretes,

yo quiero a mi abuelo,

él fue quien comenzó a escribir

y ahora yo le estoy escribiendo a él.

Mi abuelo solía mentir y escribir,

dijo que su amor por su Merce era sincero,

pero no hay piedad para el dolor que él le hizo pasar.


Mi abuelo solía escribir,

no sé si alguna vez le escribió a mi abuela,

solo sé las palabras que de ella decían

y por eso yo le he escrito poesías,

ella merecía lo más bello,

no cuchillos escribiendo sobre un papel,

pero esto será lo más cruel que puedo escribirle a mi abuela:

tener los pantalones bien puestos

no significa que el otro no verá las faldas.

Mi abuelo fue quien empezó a escribir,

mi mamá luego sostuvo su pluma y se dejó ir en las letras.

Todos las poesías de mi mamá tenían el mismo destinatario y destino,

actualmente tienen dos hijos juntos y siguen haciendo historia.


Mi mamá sabía escribir y cuando comenzó a amar,

quiso comprender lo que había en ella,

pero le entregó cada poema cuando él le rompió el corazón.

Mi mamá era la rara de la familia,

así que tomó una hoja y pluma,

allí se hizo especial para sí misma.

Mi mamá amó tanto a un hombre que no supo que hacer y le escribió,

35 años después y siguen haciendo historia juntos.

No sé que hubiese sido de la vida de mi mamá si ella no hubiera escrito poesías,

pero no existiría mi vida si el destinatario no fuera mi papá.


Mi mamá fue afortunada

que coincidiera el destinatario

con su destino.

Yo comencé a escribir por soledad

y necesidad de expresar,

embellezco la verdad así como la mentira,

pero le llaman poesía.

No me convierto en poeta cuando quiero escribir,

solo es cuando amo.


No necesito estar enamorada para escribir

y parecer patética con mis palabras,

pero aún le sigo escribiendo a aquel corazón que amé,

solo porque no pudo ser

y tuve que darme una historia que hablara de nosotros.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comentarios


bottom of page