top of page

Tu pequeña

Nunca me ha gustado llamar la atención,

ser a quien miren,

es mucha responsabilidad,

y con mi torpeza lo podría arruinar.

Nunca me ha gustado llamar la atención,

pero me gustaría que unos brazos abiertos me estén esperando,

necesito un abrazo.

No quiero que alguien me hable cuando esté en tu hogar,

solo quiero escuchar tu voz,

¿escuchaste el sonido de mi corazón?

No quiero que me saluden en ese lugar,

porque ahí fue la más triste despedida.

No quiero que me miren llorar,

pero mis lágrimas quieren escaparse

ya que yo no puedo huir de la realidad,

me quedé atrapada en mi propia pesadilla,

se fueron mis sueños y no los recuerdo.

Me quede atrapada en mi propia pesadilla

y necesito despertar,

pero mañana será peor

cuando abra los ojos

y vea que todo está igual.

No quiero que me reciban en tu hogar,

yo solo voy para verte volver,

quiero volver a verte,

¿Podrías aparecer?

Tan solo en un sueño,

en el segundo del parpadeo.

Ninguna flor ha florecido,

estoy en ramas secas,

sigo sintiendo las espinas

que jamás toqué

de las rosas que siempre protegiste.

El cielo se ve distinto,

pero estoy más cercana a él,

porque una estrella nació

cuando murió la persona que yo era.

Quiero recorrer cada espacio de tu casa,

fue el lugar de mi infancia.

Tu hogar era el mejor lugar,

fue donde crecí,

seguiré siendo tu pequeña

aunque ya no me veas,

aunque ningún acto de celebración

lo festejes conmigo,

sé que estarás apoyándome.

Seguiré siendo tu pequeña

aunque ya no me veas,

incluso cuando mis lágrimas caigan

y no puedas levantarme.

Seguiré siendo tu pequeña

a pesar que ya no me veas,

me sigues protegiendo

y ahora estás más al pendiente de mí,

pero si algo malo me pasa,

sabes que se sentirá peor

porque tú ya no estas a mi alrededor

para hacerme sentir bien.

Seguiré siendo tu pequeña

aunque no me reconozcas.

Hay tantos cambios en mí

y me desconocí cuando te perdí.

Nuestros caminos han sido tan distintos,

pero seguiré tus pasos

porque huellas tú me has dejado.

El corazón que tú enseñaste amar

ha estado tan dañado,

se ha llenado del dolor

y lo vacié de amor.

Tú te quedaste en los latidos

porque sabes que si no, me iría.

Te has quedado en los latidos

para motivarme a continuar

en una vida que parecía no tener buenos días.

Seguiré siendo tu pequeña,

no importa cuantos años tenga.

Seguiré siendo tu pequeña

y tú seguirás cuidando de mí.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Comments


bottom of page