top of page

Un 24

Perderte un 24

hace que toda la vida sea un 25.

He estado esperando un mañana

para despertar de la pesadilla,

pero si no veo tus ojos

no entiendo la razón de tener una visión.

Perderte un 24

hace que busque un 23,

aunque esos días eran una cuenta regresiva,

tú contabas como yo cuento los días para la primavera,

pero los contaste para marchitarte y hacernos llover.

La vida te encontró un 24

para en 72 años perderte.

Los días tienen 24 horas,

pero un 24 de algún mes

me han hecho perder todos mis momentos de oportunidades

por querer regresar el tiempo,

viajar al pasado para disfrutar lo vivido.

Perderte un día 24

cuando tenía 13 años

ha sido lo que jamás quise encontrar,

y nunca más busqué mi fortaleza.

Perderte un 24 fue reconocer el valor y perder mis fuerzas.

Perderte un 24 fue que un simple número me derrumbara,

jamás quise que llegara,

nunca quise que te marcharas.

Perderte un 24

hizo que toda mi vida se quedara en la misma página,

porque cerraste tu libro

y tenías que seguir leyéndome.

Me quedé en la misma pagina

para entender el capítulo,

pero tenía que seguir con el libro.

Perderte un 24

fue entender que en 4 meses después

no iba a haber cena en la mesa,

ni un árbol puesto frente a la puerta,

no iba a existir una celebración

porque quien nos unía se separó de la tierra

para arreglar las grietas del cielo.

Perderte un 24

hace que todos los días sean un 25,

con un dolor más fuerte y un vacío expandiéndose.


No lo entiendo,

pero sé que los ángeles

necesitan volar.

Perderte un 24

me hace querer haberlo sabido el 23

para aferrarme a ti…

si no te hubieras soltado de mí.

No diré que los días 24 son deprimentes

porque después de ese día

siempre he estado triste

y la vida duele cada día más.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

Entradas Recientes

Ver todo

Mundos conectados

Hace unos días falleció una amiga de mi abuela, durante el trayecto al funeral empezó a llover, el viaje se me hizo largo, el conductor tenía encendida la radio y ningún cantante quiso cantar, silenci

Comments


bottom of page