top of page
Buscar

Una vida que no valía la primavera

Sentí tu latir,

entendí tu sentir,

amé tu ser,

no sé qué más querías de mí.


Me hiciste entender las canciones de amor

y todo lo que conocen de mí hoy son poesías de desamor,

las noticias viajan rápido,

pero si el viento le llevó a todos nuestro adiós,

¿por qué siento que no puedo respirar?


Amé tus grietas,

crucé mis líneas,

si quieres la verdad

sigo pronunciando tu nombre,

pero empiezo a olvidar tu voz,

mis palabras pierden sentido

porque no sé cómo hacer que me sientas de nuevo,

todo es un grito silenciado.


Había más ritmo en aquella cuerda floja

que en aquel baile que tratamos de dar en ella

y si todo se trata sobre caer,

me sentía segura junto a ti.

Cuerdas rotas,

no somos una canción intacta,

pero te has vuelto insensible a los sonidos de mi corazón.

El precio de tu crimen

lo pagaré yo,

cada herida abierta

cierra mi sonrisa,

pero cada lágrima

dibuja tu forma.


Cuando dormí en tu cama

me di cuenta que estaba

ocupando los sueños

de alguien más,

¿qué es la realidad

cuando no quieres vivirla?

La luna se ve más solitaria

desde tu ventana,

ni tu jardín quiere

echar raíces,

pero tus flores

piden ser más admiradas

que las estrellas,

los pétalos en el altar solo serán

para pedirle perdón a Dios

por haberse marchitado

por una vida

que no valía

la primavera.


A mi corazón jamás le importó

si éramos seres cambiantes

ni siquiera cuando dejamos de ser amantes,

mi corazón sentía lo mismo,

latía y moría por el mismo,

porque lo hizo sentirse distinto.


Si los dos sentimos la misma llama

¿por qué no me llamas

para decirme que te hace falta mi calor?


Si los dos sentimos lo mismo

¿por qué mi corazón fue el único roto?


Si los dos sentimos la misma llama

¿por qué no lo sientes por apagarla?

tus cenizas tratan de cerrar mis heridas,

jamás sanaré de estas quemaduras.


No sé qué duele más,

si el no poder hacer que me ames

o él no saber cómo dejar de amarte.

Tal vez jamás llegaré a comprenderlo,

tal vez jamás salgas de mí,

pero tal vez te escapes entre las lágrimas,

yo quería quedarme en tu mirada.


Ardimos juntos,

pero en el fuego

dejamos de sentir al otro.


Siempre amé tu chispa,

no odio tus cenizas,

solo el hecho que me hayas consumido

y no te haya importado.

Jugar en el fuego

no era para perdernos

en su oscuridad,

no quieres ver más allá del humo,

aún hay una chispa,

pero se apagará con cada lágrima.

Para mí

siempre fuiste tú,

jamás esperaba este fin.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.

Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

Telegram: anmirmartz

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Amor tardío

¿Cómo querías que identificara al amor tardío cuando no llegó marchito? Los eclipses son sombras, mas no todas las sombras son eclipses, ahora supongo que lo sé, ¿cómo pretendías que supiera que este

En el ideal / Marioneta

Lo mejor de mí siempre ha lucido mejor en ti, el movimiento de las cuerdas no vuelven reales a las marionetas, dime cuál es el fin que quieres de mí para saber cómo esto va a terminar, ¿realmente me q

1件のコメント


Mafer Lopez
Mafer Lopez
2021年4月12日

Me puedo tatuar algo de aquí?

いいね!
bottom of page