top of page

Utilizaste mis estatuas como si fueran pilares

Fui la palabra subrayada

en el libro que apartabas

y ahora no soy más

que el estante inclinado,

me utilizaste como balanza

sin convertirme jamás en una estatua,

solo me diste la venda

de la Diosa de la justicia,

si la hubieras colocado en mi herida

esta historia sería otra.


Fui el libro que estaba enseguida de tu cama,

aquel que utilizabas en tus noches malas

como si entre mis páginas

estuvieran las respuestas a tus problemas,

y pasabas tan rápido las hojas

que las maltratabas,

volviste mi historia en algo efímero,

algún día serás mi capítulo olvidado,

algún día todo esto será sanado.


Fui la lámpara solar

que esperabas que se convirtiera en el sol,

ahora sostengo mi respiración

y detengo a mi corazón,

¿qué es lo que querías de mí?

sellaste tus vacíos conmigo

dejando el dolor a mi nombre,

¿cómo es que sigo pagando por eso?,

¿qué es lo que querías de mí?

a ti todavía no puedo perdonarte,

no completamente.


Te di lo mejor de mí

hasta preguntarme “¿qué queda de mí en mí?”,

hiciste que nuestra zona de derrumbe

estuviera acordonada como si fuera un tipo de lazo,

me llevaste hasta mis límites y a mis vacíos.


Utilizaste mis estatuas

como si fueran pilares,

¿cuánto tiempo creíste

que podría soportar?,

¿cuánta vida creíste

que podría entregar?


Ahora sé que

las estatuas

se sostienen de las grietas

para volverse más reales

con la vida encarnada en ellas.

Y ahora el tacto me parece tan frío

y vuelvo adentro de mi piedra,

esculpiste mi dureza,

¿qué es lo que querías de mí?


Sellaste tus vacíos conmigo

y dejaste el dolor a mi nombre,

para que yo solo lo (re)sintiera

y me sentí tan usada,

desgastada

como los colores de las estatuas

y ya no puedo ser quien era,

pero el musgo me cubrirá,

me reincorporará a mi naturaleza.


Fui la palabra subrayada

en el libro que retirabas

y ahora no soy más

que el estante que está inclinado,

porque me usabas como balanza,

pero yo le he dado más peso a la pluma que a mi corazón,

así que algún día seré libre

y pondrán un escarabajo en mi corazón

para que lo proteja

y alcanzaré la vida

donde habrá justicia.


 

Escribí esto mientras escucha Gave You I Gave You I, de Gracie Abrams, en repetición hasta la última palabra, porque debido a esa canción y mi introspección escribí este poema.


Cuando yo digo que los escarabajos son importantes hablo en serio, pero si tienen dudas se lo pueden preguntar a los egipcios, sobretodo con los escarabeos de corazón.


Según ellos, si el corazón pesaba más que la pluma en la balanza, entonces la persona estaba condenada. En el caso contrario, la persona podría resucitar o alcanzar la vida eterna.

Y en teoría, yo he hecho que el corazón y la pluma pesen lo mismo, (en mi vida), así que no sé cómo funcionaría esa cuestión cuando mi alma sea examinada, igual soy de otra cultura y no debiera preocuparme, pero vi Moon Knight así que lo tomaré en cuenta.




Entradas Recientes

Ver todo

Narrativa

Te dejaré en los bordes de las páginas hasta que las uñas te desgarren de la historia, en tu alma no volverás a sentir ninguna caricia. No somos importantes, nadie tiene que saber nada, me eliminaré d

Comments


bottom of page