top of page
Buscar

Vitrina

Coloqué mi corazón

en una vitrina

en medio de mi casa,

mis latidos jamás fueron

con sus pasos.


Coloqué mi corazón

en una vitrina

en medio de mi casa,

bajo llave y protegido,

lejos de mí

y de ti,

buscando un fin

por haber perdido desde el inicio.

El amor jamás fue transparente

y el dolor hizo que mi corazón

se mantuviera encerrado en una vitrina,

el cristal se rompió enfrente de mí

y aún hay heridas debajo de aquí.


Llené la vitrina

de cosas sin sentido,

parecía no haber espacio

entre cada latido

o para amar.

Nunca hubo emergencia

que me hiciera romper el cristal,

pero el mantenerlo encerrado

me creó más desastre

que si hubiera estado suelto.


Coloqué mi corazón

en una vitrina

y no hay ningún premio por eso.


Ver mi corazón dentro de la vitrina

jamás me hizo verme,

pero ahora que está en mis manos

sé lo que poseo,

ahora que está en mi pecho

he podido ver dentro

y a través de mí.

Entradas recientes

Ver todo

Orfandad, 1941.

En esta orfandad ¿quién se quedará?, ¿qué me quedará en el alma fúnebre: otra muerte? ¿Quién me tomará en los brazos?, ¿acaso has olvidado a tu propia hija?, ¿en qué pecho descubriré mi propio latido?

Comments


bottom of page