top of page

Carne y huesos

La realidad se vuelve carne y huesos,

la piel se transforma en un sueño,

en una caricia que anuncia

que ya no hay un cuerpo.


Carne y huesos,

¿es todo lo que somos?,

¿dónde están los restos?

voy a reconocerte

cuando sé que no puedo volver a tenerte.


La piel se transforma en un sueño,

toda sensibilidad está en un abrir y cerrar de ojos,

¿qué alcanzas a ver a través del sudario?

un cuadro en blanco,

un cuerpo olvidado,

un alma que jamás estuvo a nuestro lado.


Había un mundo en ti, pero ya no más,

las estrellas que iluminaste tampoco están,

cuerpo celestial,

explotaste y me dejaste sin aire.


La realidad se vuelve carne y huesos,

¿hemos vivido por esto?,

¿dónde están las almas?,

¿dónde están mis profundos anhelos?

inhalo y exhalo, una y otra vez,

hasta que mi piel se transforma en un sueño,

en una caricia que anuncia

que ya no hay ningún cuerpo.


 

Hace un mes o dos, no lo sé, leí un libro “Lo que no tiene nombre”, (y aunque hay mucho que decir de toda esa historia, pero acá no es el lugar para hacerlo) hice algunas anotaciones para escribir (poemas) después.


Respecto a esto,Piedad Bonnett dice

Siempre vendrá quien me diga que nos queda la memoria, que nuestro hijo vive de una manera distinta dentro de nosotros, que nos consolemos con los recuerdos felices, que dejó una obra… Pero la verdadera vida es física, y lo que la muerte se lleva es un cuerpo y un rostro irrepetible: el alma que es un cuerpo”,

así que escribí la primera estrofa y la mitad de la segunda, dejándolo como pendiente para después, y el tiempo a veces llega y a veces lo tomo, así que escribí esto.

Entradas Recientes

Ver todo

Tormenta eléctrica

Ahora me hago pequeña con las tormentas eléctricas, es un miedo infantil que obtuve a los 23 por una madrugada de septiembre donde todas mis ventanas cambiaron el paisaje a un cielo ardiente. Cada nub

Tengo derecho a quedarme en silencio

Llené carpetas sin pruebas, usé solamente representaciones para nuestro caso y decidí detener el proceso, no hay nada qué decir de eso. Debido a las lágrimas mi sangre se mantuvo fresca, cada lágrima

Kommentare


bottom of page