top of page
Buscar

Paraguas

El corazón envejeció,

los amores murieron,

los deseos ahora son lamentos

y las ilusiones nunca fueron más que eso.


Aquella canción jamás se cantó

y esta poesía sigue en composición,

estoy hecha de lo que me deshecha.


Rompí nuestras nubes

y ahora está lloviendo,

no saques los paraguas

si no saldremos.

Abriré la ventana

que no tiene vista a nada

y observaré hasta que mis ojos se cansen,

necesito soñar y sentir que algo es real.


Me volví ave para estar en un cielo,

pero jamás pude volar en él,

estas garras me desgarran,

estas plumas me desploman,

no puedo aferrarme a lo que ya me soltó

y tal vez nunca me sujetó.


Quiero vengarme del miedo,

pero aún no tengo el valor

para enfrentarme a mi misma,

tal vez lo haré un día,

pon fecha

y estaré esperando,

siempre lo hago.

Anda, destiérrame de tu corazón,

voy a florecer en otro lado,

justo aquí,

en mí.

Rompí nuestras nubes

y ahora está lloviendo,

no saques los paraguas,

¿de qué nos estamos cubriendo?

Esta gota no nos ahogará,

déjala estar.


El corazón envejeció,

entre las arrugas y cicatrices

no sé en dónde te guardé,

¡te quise y qué bonito fue!

Incluso cuando ya no fue,

el siempre buscaba más,

pero no nos perdamos en el jamás.


Los amores murieron,

¡que bonito fue vivir

y sentir un poco de ti!

Deja que las estrellas vuelvan a su lugar,

es tiempo de encontrar otra luz que no parpadee

porque luego la perdemos de vista.

Nuestro resplandor se marchó sin dejar pistas,

solo había piedras y creímos en ellas,

¿en qué tropiezo nos estabilizaremos?

Estoy en el horizonte esperando verte.


No saques el paraguas

¿de qué nos estamos cubriendo?

Esta gota no nos resfriará,

esta lluvia no nos inundará.


Los deseos ahora son lamentos

porque las ilusiones no fueron más que eso.

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Guerra

En la guerra que tú no iniciaste me pongo enfrente y después me cubro de sangre, pero tú no puedes verme a través de estas heridas que siempre serán nuevas. ¿Cuál es la razón por la cual estoy luchand

Más allá de las tinieblas

Más allá de las tinieblas, donde el fuego brote y nos devuelva el calor, perdiendo así la pureza tallada que nunca nos brindo nada. Que ningún rayo de luz entre acá, solo llamas prolongadas quemando a

Mi última voluntad

Incinérame, que no haya un cuerpo para abrazar, conviérteme en cenizas para que mi alma pueda volar. Los epitafios siempre dejan en silencio, deberías dejar el mío en blanco, ninguno de mis versos pod

bottom of page