Buscar

Sin título

Somos tan impredecibles

y a la vez, estamos vacíos por el hubiera,

pero nos llenamos de ojalá.

Quiero tomar una taza de café contigo

para conversar de todo un poco,

aunque sé que terminaríamos eligiendo beber coca-cola,

pero voy a querer–té.

Porque tú y yo somos tan impredecibles

y realmente desearía encontrarte en el otro extremo del hilo

para empezar a estar juntos.

Estoy aquí, tirada en el suelo

sin querer hablar con nadie pero el techo me habla de ti,

es un proyector y pone todos nuestras oportunidades perdidas,

momentos a un paso hasta estar del otro lado, lejanos,

pocos recuerdos, que no me iría de ellos.

No hay ninguna cinta puesta

y se reproduce la película que jamás grabaremos,

aunque vivamos, será solo nuestra.

Apareces en mi mente

como si no te supiera ya de memoria.

Escucho tu voz

y sé que necesito decirte algo,

pero soy tan temerosa que me harías tartamudear.

No quiero deshojar margaritas

porque contigo nada debe de ser al azar.

Estoy con ansias de verte,

pero no he salido de casa,

y no sé en que parte de la ciudad

podrá ser nuestra completa escenografía.

Lo que sé es que siempre te busco con los ojos

y te encuentro con mi mente en todo lugar donde ni siquiera estás.

Estoy cansada de grabar palabras

y reproducir mi silencio.

Cansada de soñar

y no tener realidad.

Cansada de recordarte

sin saber que piensas de mí.

Cansada de todo menos de ti.

¿Qué eres para mí?

Ni siquiera tú lo sabes.

Eres un secreto para mí

y tu propio misterio.

Eres un pequeño escalofrío

y un intenso sentimiento.

Eres agridulce,

pero a veces me haces derramar miel.

 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

Entradas Recientes

Ver todo

Tantos años y aún le tengo miedo a la oscuridad que habita dentro de mí. Aún despierto gritando del miedo, temblando y reteniendo las lágrimas. Aún le tengo miedo a mis vacíos, a lo profundo que son t

Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y tal vez le haría caso a lo que necesito, si tan solo supiera qué es lo que necesito. Si mis emociones no estuvieran hablando, tomaría la voz y

He perdido el apetito completamente, y nada me llena ni complementa. Otra vez he perdido el apetito y no sé qué está mal, además de lo que me (des)compone. He estado tratando de no sentir ciertas cosa