top of page
Buscar

Vick

Aún guardo la invitación de mi boda que era para ti,

puse el mejor asiento para ti,

debiste estar parado entre el pasillo de la iglesia

viéndome llegar de la mano de papá,

ni en el día más feliz de mi vida olvide

que nuestro último paseo fue en un pasillo así,

lleve tu ataúd hasta llegar al altar

mientras maldecía a Dios por llevarte demasiado pronto.


Lo que más recuerdo de ti es tu mano,

aquella que sostuve tantas veces.

Me aleje de tu novia para que pudiera hacer una vida,

todos perdimos algo por ti

pero tú sigues siendo nuestro corazón roto.

Aún conservo aquel barco de 3 velas que me construiste en una hoja de papel,

naveguemos otra vez,

¿Por qué siento que me ahogo cuando te recuerdo?

Sigo chocando contra las rocas cuando te busco a mi alrededor.

Aún conservo aquella libreta donde practicabas tu letra,

“escríbeme una carta”, dijo ella,

pero estabas muy cansado y no la ibas a deprimir.


La vida en Monterrey no fue como la que teníamos planeada,

regresaste más gris de allá,

pinté tu rostro,

pero siempre fuiste arte.

Eras mi sangre,

pero no te la pude donar.

Si cada latido de los corazones que te amaron

hubieran sido cambiados por la médula ósea

aquí seguirías, pero el amor no funciona ante la enfermedad.


¿Por qué Dios se olvidó de nosotros?

Después de ti no recuerdo nada más,

solo flores apiladas y llantos,

pero no sé de quienes fueron,

a todos nos dolió perderte.

Aún recuerdo cuando me enteré de tu muerte,

salí corriendo del hospital,

pero no pude huir de la verdad.

Tú Jeep dejo de conducir,

vámonos de aquí, Vick.


Mi padre vendió todo para costear la enfermedad

hasta quedarnos sin nada,

¿Cuál es el precio de nuestra desgracia?

¿Por qué mi mamá se encierra en su cuarto?

¿Ha olvidado que tiene más hijos?

Mi padre escondió su pistola,

pero jamás supo como esconder sus heridas.

La música se dejo de escuchar

solo para confirmar tu silencio,

ven a reírte una vez más,

juega conmigo, hermano.

Hablaron a la casa para preguntar por ti,

dije que ya no estabas con nosotros,

no mentí,

pero dure mucho sin poder aceptar que estabas muerto.

Mi mamá no habla de ti,

eres el silencio que rompe nuestro corazón.

A mi papá se le llenan los ojos de lágrimas cuando te menciona,

tú creaste nuestro vacío.


Aún escucho el sonido de tus botas,

aún susurro tu nombre como si fuera una oración que me protegiera.


Le hablo de ti a mis hijos,

mi nieto se llamará Marvick,

pero nadie podrá ocupar tu lugar.


La gente sigue hablando de ti,

diciendo que eras el más guapo,

han pasado 26 años y sigues siendo un recuerdo lleno de sonrisas.


Tu suegro siempre te ponía una gladiola entre tu altar en el Día de muertos,

ahora que él ya no está lo hace su hijo,

jamás falló y es de los detalles que siempre admiraré,

tú supiste como tocar nuestros corazones, Vick.

Todos tus primos te llevan una vela,

como símbolo de agradecimiento por no dejarlos consumirse en su oscuridad,

tú has sido una luz, ¿en qué estrella estarás ahora?


Un año después de que partiste

recuerdo que te dije

“Me casaré en nuestra casa,

porque sigue oliendo a ti

y quiero sentirte cerca de mí”.

Mi amor me dijo

“Recuerdo que cuando te vi la primera vez traías una blusa amarilla y una falda,

estabas sentada en tu sala leyendo un libro”

es triste como se ha deshojado mi historia

y me he vestido con escala de grises después de ti.

Todo era mejor cuando estabas tú,

había armonía en la familia

ahora solo hay piezas rotas.

¿Cómo es que perdí

a quien se supone que debía proteger?

A mi hermano más pequeño.

¿Cómo es que perdí

a quien me acompañó toda mi vida?

Mi alma gemela.

Siento desgarrado el corazón,

fue por el vuelo de tu alma.

Vick,

siempre en mí.



Victor Manuel Martínez Alvarado,

30/OCT/70-23/JUL/93.


 

Esta poesía ha sido diferente a lo que he escrito ya que me puse en los zapatos de mi madre, en su camino recorrido sin Vick. Debo confesar que ha sido una de las poesías con las que más he fluido, donde mis dedos no están quietos por seguir escribiendo, y esto es gracias a todo lo que mi mamá me ha hablado tanto de él. Le mostré esta poesía a mi mamá y me dio las gracias por expresar todo lo que ella le diría, no se da cuenta que es gracias a ella, que no permitió que Vick se quedara solo en su memoria, ella ha permitido hacer mas historia.


Agrego más fotos para que vean lo hermosos que eran juntos:







 

Yo solo escribo, mi historia y tu interpretación de la poesía pueden ser distintas, pero siéntete libre de compartirme tu interpretación, opinión, la frase que más te haya gustado o lo que quieras en los comentarios. Gracias por leerme.


Puedes encontrarme en:

Facebook: /anammirandam

IG: /anmirmartz

Telegram: anmirmartz

o ammirandamartz@icloud.com

3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Soy lo que quedo y no sucedió. Soy el colapso y los escombros. Soy la veleta clavada tratando de remover algo en mí, ¿hay algo en mí? Soy el pájaro que cayó y destruyó su nido, sin bandada ni direcció

Representas mi gratitud y mi esperanza, conviertes mi ser en un torrente, nunca he estado mejor. Haces sonar lo cristalino del viento, con tu vibra vuelves todo vida, tus cantares estallan como los cú

Llévate el fuego y déjame las brasas, no, espera, al revés mejor, no, está bien, lo que sea, solo haz que quede algo. Llévate la ilusión y déjame la esperanza, se hace trizas, pero aún brilla. Llévate

bottom of page